Entrevistas

Andrés Cester | Colvin | “Nuestro compromiso es transformar el mundo con pequeños gestos”

Andrés Cester es CEO y cofundador de Colvin, uno de los ecommerce españoles, para nosotros, con mayor potencial a nivel mundial. Así lo destacamos hace unas semanas en este artículo y así lo reflejó LinkedIn, al calificarla como la segunda startup más prometedora del 2020. Los inversores están de acuerdo, ya que el pasado mes de junio levantó 14 millones de euros.

Cualquiera, nosotros los primeros, estaría encantado de recibir cualquiera de sus productos en casa estas navidades.

Conozcamos al emprendedor al frente de este gran proyecto:

¿Cómo explicarías lo que hace Colvin a quien aún no lo conozca?


Colvin es una startup nacida en Barcelona dedicada a la venta online de flores y plantas.
Las flores y plantas tienen la maravillosa capacidad de despertar emociones, te inspiran y sacan lo mejor de ti. Desde Colvin creemos que los pequeños gestos pueden marcar una gran diferencia, por lo que nuestra misión es la de ayudar a nuestros usuarios a tener espacios llenos de vida y a conectar con los demás a través de las flores y plantas.

¿Cómo se explica el innegable éxito de Colvin?


Hay dos cosas que creo que han marcado un punto de inflexión en la evolución de Colvin. La primera ha sido la de buscar una alternativa al modelo tradicional de venta de flores, pero hacerlo pensando desde la base, en ofrecer una solución que pueda beneficiar a los agricultores, que son quienes cultivan las flores, para que puedan tener un mayor control de la oferta y la demanda.

A lo anterior, sumamos una experiencia de usuario única hasta el momento. Trabajando flor de temporada, innovando en los diseños y con productos que vienen directamente de los agricultores, por lo que aumentamos la calidad de la flor, con una durabilidad de hasta 15 días más, y un mejor precio.

Andres Cester equipo Colvin

¿Cómo comenzó el proyecto y cómo se formó el equipo?


Iniciamos nuestra actividad en 2017 con el objetivo de revolucionar el sector de la flor cortada en Europa. Un sector muy grande (100.000 millones de euros a nivel global) pero muy fragmentado, un poco arcaico y sin mucha innovación.

Nuestro reto, resolver esta problemática a través de la tecnología y la logística, apostando por un modelo de negocio basado en la desintermediación de la cadena de suministro desde el origen, es decir desde los agricultores, y hasta el consumidor final. Paralelamente, queríamos construir una marca potente, que pudiera generar esa comunidad alrededor, a través de una experiencia de usuario única y cercana, con una selección y un diseño de productos muy cuidados y un concepto de marca capaz de conectar con el usuario a nivel emocional.

Tres amigos con la voluntad de cambiar y mejorar el funcionamiento del sector de las flores. Pero en este camino no hemos estado solos. Decía antes que es importante crear comunidad alrededor de la marca, también lo es hacerlo de puertas hacia adentro, tener el mejor equipo y que compartan la visión global de la compañía es vital para el crecimiento de cualquier empresa.

¿Cuál ha sido la situación más difícil en la que te has encontrado en Colvin?


El confinamiento ha sido una de las cosas más duras a las que nos hemos enfrentado en los últimos tiempos. Durante los primeros meses de confinamiento hubo un boom de pedidos increíble, la demanda se llegó a multiplicar por 4 respecto el mismo periodo del año anterior. A pesar de las distancias, necesitábamos sentirnos conectados con nuestros seres queridos más que nunca así que enviar unas flores o una planta a alguien, porque le echas de menos y quieres regalarle ese momento de alegría, se convierte en un gesto único.

En cualquier startup, el saber adaptarse a los cambios y evolucionar ante diferentes situaciones es importantísimo, hay que ser rápidos en la toma de decisiones. En nuestro caso tuvimos que adaptarnos muy rápido al nuevo escenario, y hacerlo lo mejor posible. En primer lugar, para sostener la operativa de la empresa cumpliendo con todas las precauciones de seguridad con el equipo y también para con los usuarios, y segundo, para poder cumplir con el encargo más importante que nos habían hecho nuestros usuarios: hacer llegar sus mensajes de apoyo a las personas que quieren y no pueden tener cerca.

¿Qué es lo que más motiva cuando te aventuras en un nuevo proyecto?


Diría que una de las cosas más motivadoras a la hora de emprender un proyecto, y sobre todo en nuestro caso, es el momento en el que eres consciente de que lo que estás haciendo genera un efecto positivo en alguien. Darte cuenta de que tu propuesta de valor es compartida por mucha gente y que confían en ti para generar algo bueno.

El nombre de Colvin tiene un porqué. Nos llamamos así por Claudette Colvin, quien a través de un gesto personal generó un movimiento por la lucha por la igualdad. Ahora nuestra misión es conseguir que muchos pequeños gestos construyan un mundo más humano y más sentido.

Fundadores Colvin

¿Has tenido algún fracaso o error grave como emprendedor? ¿Qué aprendiste de él?


Sinceramente, creo que los errores son necesarios para avanzar. Lo importante es cómo los afrontas y la capacidad que el equipo tiene para detectarlo a tiempo, revertirlo y convertirlo en una oportunidad.

Estar cerca del usuario es importante para detectar esos errores a tiempo, si eres capaz de crear una comunidad de usuarios que confíen en ti, compartan tu visión e incluso tengas su apoyo para sacar lo mejor de ti, puede llegar a darte unos insights importantísimos y claves para tomar una decisión u otra.

Un emprendedor al que admires ¿Por qué?


¿Solo uno? Diría Elon Musk, el fundador de Tesla, por su constante innovación, su creatividad, perseverancia y visión. Me parece una persona inquieta y curiosa, de las que siempre busca nuevas ideas y proyectos con los que sorprender.

¿Cómo te ves a ti mismo y a Colvin en 5 años?


Cinco años es mucho tiempo y pueden pasar muchas cosas…pero a largo plazo diría que operando la compañía junto con el mejor equipo y haciéndola crecer alrededor del mundo.
Nuestro objetivo es seguir construyendo una red global de agricultores sin intermediarios, digitalizando procesos y optimizando la cadena de suministro hacia una mayor proximidad y calidad del producto. A nivel de marca, el objetivo en Colvin es el de reflejar nuestra esencia y dejar huella con cada uno de los pasos que damos, nuestro compromiso es transformar el mundo con pequeños gestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

febrero 2021
D L M X J V S
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28