Entrevistas

Antonio Cantalapiedra | Woonivers | “La burocracia me enferma”

Antonio Cantalapiedra es cofundador y co-CEO de Woonivers junto a Abel Navajas, la primera solución digital que facilita el reembolso del Tax-Free. Previamente, fue cofundador y CEO de mytaxi, hasta que fue adquirida por FreeNow, la Joint Venture de BMW y Daimler. Además de ello, es inversor y profesor, lo que, en conjunto, le convierte en un actor clave del emprendimiento español.

Conozcamos un poco más a Antonio:

¿Cómo explicarías lo que hace Woonivers a quien aún no lo conozca?


Woonivers es la alternativa tecnológica a la burocracia que está asolando España y ahogando la innovación en Europa. Es un software que facilita todo tipo de cash-backs y en particular el reembolso del Tax free, que no deja de ser un cashback que recauda el Estado y se lo devuelve a los no residentes que compran productos que pueden llevarse por avión, barco, etc.

El contexto de Woonivers son las áreas fiscales y unos impuestos que dependiendo en que área fiscal estemos, como viajeros, como ciudadanos, como usuarios, tendremos que pedir de vuelta o no. Si me compro unos “jeans” por 121 euros en España y resido en Méjico, quiero de vuelta, a tenor de la ley, esos 21 euros que son míos, y los quiero ya, desde mi app de Woonivers, y sin papeleos, desgaste mental, y tiempo desperdiciado en colas dentro de los comercios y/o en los aeropuertos.

Antes de la llegada de Woonivers el sector era caro e ineficiente – los actores tradicionales, los incumbentes lo quieren así – no quieren que mejore el sector – lo quieren así, antiguo y analógico, y sólo para ellos aunque para ello deban maltratar y abusar del viajero que compra fuera de su residencia habitual. Hemos conseguido ya un sueño en parte: comprimir varios procesos burocráticos que requerían inevitablemente espacios físicos y gestiones manuales en una app desde la que el usuario gestiona y ve todo lo que ocurre en tiempo real.

No es una app “tonta” e “inútil” en la que no ocurre lo importante para el usuario. Es una app que sirve a los infraservidos. Ese es nuestro “mantra” – servir a los que sufren por infraservidos, por ser maltratados. cuando te mueves por las ciudades, muchas veces en un idioma que no es el tuyo, que no manejas, si encuentras una app que te da dinero, que te regala tiempo y que te evita enfrentarte a la burocracia, entonces sientes que hay demasiada belleza que disfrutar y que hay empresas que consiguen que no te rindas.

La burocracia me enferma. Ya antes de la pandemia estábamos en un punto crítico. El informe Hiscox ADN del Emprendedor 2017, destaca que España es el segundo país en el que más tiempo nos roba la burocracia, sólo por detrás de Francia, que ostenta el récord con cuatro horas y 36 minutos, un minuto más que en nuestro país. En Holanda dedican dos horas y 40 minutos; en el Reino Unido dos horas y 35 minutos; en Estados Unidos dos horas y 43 minutos. O los comercios, los aeropuertos y la administración deciden de una vez por todas utilizar verdaderamente la tecnología móvil y lenguajes como Python, Node JS, etc para automatizar o perderemos riqueza y el turismo comenzará a darnos la espalda.

Woonivers

¿Cuál es la receta del éxito de Woonivers?


Un equipo de personas experimentadas y apasionadas; un equipo de inadaptados, enfermos de tecnología, que no temen el riesgo ni los cambios bien pensados que propulsan el progreso y la prosperidad; un equipo que endiosa el momento de la experiencia, y que siente que cuando un usuario de Woonivers consigue su objetivo a través de Woonivers, con transparencia, con verdad, fácil y rápidamente, eso es un momento sagrado y crepuscular para todo el equipo de Woonivers. Son momentos que todos queremos atesorar porque ese será parte del legado que dejemos en las ciudades en las que operemos.

También nuestros inversores comparten en gran medida ése ADN del equipo. Saben que este proyecto transformador y liberador es una “marathon” llena de obstáculos pero que merecerá la pena.
Los valores de Woonivers son cruciales también: es una empresa que quiere transformar la realidad de las ciudades, de los países, de las personas, no pretende expoliar a las mismas.

¿Cómo comenzó el proyecto y cómo se formó el equipo?


Yo soy un viajero empedernido y desde joven dos frases de sos de mis escritores favoritos me torturan. La primera de G.Bernard Shaw – “Ves cosas y dices: ¿por qué? Pero yo sueño cosas que nunca fueron y digo: ¿por qué no? “-. La segunda, de Hyperion, el gran libro de Hölderlin -“¡Qué cambie todo a fondo! ¡Que de las raíces de la humanidad surja el nuevo mundo! ¡Que una nueva deidad reine sobre los hombres, que un nuevo futuro se abra ante ellos! En el taller, en las casas, en las asambleas, en los empleos, ¡que cambie todo en todas partes!”.

Igual que mytaxi (FreeNow) era necesaria para mejorar la movilidad en las ciudades y modernizar un servicio público como el de los taxis y el transporte dentro de las ciudades, Woonivers es parte de ese trazo que debe continuar para modernizar la relación de los gobiernos y los comercios con los ciudadanos. Ver las colas en las tiendas, en los aeropuertos, en definitiva una “mala densidad” en términos urbanísticos, me impulsó a volver a emprender.

Fue parte del destino, conocer a mi socio Abel Navajas, que sentía lo mismo ya desde los tiempos en las que trabajaba para nuestra ahora principal competencia, Global Blue, donde le pusieron un techo de cristal. Después “bootstrapping” y recorriéndome las principales aceleradoras e incubadoras, convencí a nuestro CTO, Ismael de Esteban, diciéndole que podría conciliar su vida profesional y personal, que podría, tanto él como su equipo de desarrolladores teletrabajar, desde cualquier parte de España y del mundo y que podría dedicarle tiempo a su hija porque yo personalmente asumiría la presión de los inversores. Después vino todo lo demás. Las cinco primeras personas que empiezan a construir cultura de empresa y equipo son la clave de una startup que sobrevive y triunfa.

¿Qué aprendizajes valiosos de mytaxi aplicas ahora a Woonivers?


De mytaxi me quedo con la sabiduría tanto tecnológica como en la gestión de los tiempos que conseguí al tener que escalar la empresa y al abrir desde cero el negocio en diferentes países, con diversos interlocutores tanto de la Administración Pública como en la empresa privada.

La primera etapa de mytaxi (FreeNow) hasta la venta (Exit con Daimler) fue muy rica en valores y en cultura de empresa. Me acuerdo mucho de una conversación que tuve con mi socio Johann Völkers al comentarle que mi padre había trabajado casi toda su vida, más de 35 años en la alemana Bosch, a lo que él me respondió si a mi no me gustaría que pasase lo mismo conmigo en mytaxi. Yo le miré con sorna y le dije: los tiempos lamentablemente han cambiado y hoy en día si estás más de 5 años en una empresa te conviertes en sospechoso. Hoy se cuida poco a las personas.

La velocidad vertiginosa con la que todo ocurre, deja cadáveres muy rápido, y muchas veces de manera injusta. También aprendí mucho de las rondas y de la fusión adquisición de nuestro principal competidor en Europa, Hailo, en términos de estrategia, costes, y oportunidad. En términos de dirección de equipos aprendí que hay que tener cuidado a quienes le haces favores porque pueden acabar no perdonándolo. Y más aún, que la admiración, si no es pura y también contiene envidia, al final la envidia pisotea a la admiración y llega la traición.

Woonivers Antonio Cantalapiedra

¿Qué es lo que más motiva cuando te aventuras en un nuevo proyecto?


El calado rompedor del proyecto. No me interesan solo los proyectos que generan dinero sin más. Si me interesase solo esto montaría un casino. El proyecto debe poder conseguir generar prosperidad. En términos tecnológicos creo que hay una diferencia clara entre el “avance” y “el progreso”. Los avances no generan verdadera prosperidad porque no son transformacionales. No generan seres humanos mejores, más comprometidos, más sabios, más considerados.

La escala debe ser potencialmente global. Por lo mismo. La prosperidad y el cambio debe llegar a mucha gente y a ser posible, muy diferente, que piensen muy diferente también. Eso es verdaderamente ser poderoso, conseguir esas rupturas, esos cismas de prosperidad, ese renacimiento.

¿Has tenido algún fracaso o error grave como emprendedor? ¿Qué aprendiste de él?


No considero que haya fracasado en ningún momento porque siempre intento hacerme amigo de lo inevitable. El error y el fracaso son inherentes a la condición humana. Lo importante es evolucionar con ellos. He de reconocer que antes de practicar yoga y meditación, aprendía desde las crisis únicamente. Ahora, con más poso, he aprendido a canalizar todo y a ponerlo a mi favor. En la vida la serenidad es la única que te proporciona verdadera felicidad.

De cualquier forma, evito confiar en las personas equivocadas. Al ser humanos y no robots, generalmente siempre volvemos a caer en este error. Eso pasó en mi etapa en Blackberry, en mytaxi (FreeNow), etc. Ahora establezco más controles y relaciones más higiénicas. De cualquier forma he aprendido a no esperar nada de nadie, por eso me siento libre en general.

Antonio Cantalapiedra

Un emprendedor al que admires ¿Por qué?


A John Mackey y Renee Lawson que abrieron su primera tienda de comida vegetariana en Austin. Ellos querían ganarse la vida, divertirse y ayudar a las personas a comer mejor para llevar una vida más saludable. Las tiendas “Whole Foods” tienen ahora más de 300 supermercados y un equipo de más de 56.000 personas. Han conseguido inspirar a retailers como Wal-Mart, que aunque sea por moda o rendición a la evidencia, vende alimentos orgánicos. Entre los valores de Whole Foods que siempre me impactaron tenemos: compromiso con los productos naturales y orgánicos de la más alta calidad disponible, y satisfacer y deleitar a los clientes, promoviendo la sostenibilidad.

El cliente debe de estar siempre en el centro de todos los estadíos de la cadena de valor. En Woonivers no existe el Customer Service sino el Customer Excellence. La excelencia es un valor que no sólo evita infra servir al cliente, sino que lo supera.

¿Cómo te ves a ti mismo y a Woonivers en 5 años?


A mi me gustan los autores que no se repiten ni se estancan en una cosa o una industria toda su vida. Me chiflan los Beatles, Miles Davis, Picasso. Lo hicieron todo en sus ecosistemas sin miedo al cambio y al riesgo que enfrentaban. Su música, su arte, era una reinvención constante. Fueron vanguardistas porque eran muy tradicionalistas. Espero que Woonivers sea en 5 años un éxito internacional con millones de feligreses en todo el mundo que consideren Woonivers un proyecto de liberación.

Yo estaré siempre y cuando puede aportar valor e ideas refrescantes, transformadoras de raíz, y mantener los costes, jeje, aunque he de decir que yo siempre tengo proyectos ilusionantes debajo de la manga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

febrero 2021
D L M X J V S
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28