David Sanmartin Cofundador Nothing

David Sanmartín | Nothing

David Sanmartín es Co-Fundador y Responsable del Sur y Este de Europa para Nothing, una startup de consumer electronics con sede en Londres que domina el marketing como nadie. Entre los Co-Fundadores de Nothing, además de David, nos encontramos a Carl Pei, Co-fundador de OnePlus hasta 2020, cuando nace Nothing.

Hace unos meses hicieron muchísimo ruido tras levantar 6 millones de euros a través de Crowdcube a una valoración superior a los 500 millones. En total, han levantado más de 150 millones de euros de inversores como EQT, Google Ventures, Tony Fadell (co-creado del IPod y iPhone) o Casey Neistat y parece que esto acaba de empezar.

Hoy es un día muy especial para Nothing. Tras mucha especulación acerca de cuál sería su siguiente producto, tras el Ear (1), ya está disponible el Phone (1) desde hoy. Cuando digo que son de lo mejor que hay en marketing, no lo digo por nada:

Antes de lanzarse a fundar Nothing, David pasó siete años en OnePlus. Su último cargo fue Director de Ecommerce en Europa y anteriormente había ocupado cargos como Director de España o Responsable de Marketing para Europa. Hoy, hemos tenido la suerte de hablar con él, conocer su historia y visión acerca de Nothing.

Conozcamos un poco mejor a David:

¿Cómo explicarías lo que hace Nothing a quien aún no lo conozca?

Imagina un mundo donde todos tus aparatos están perfectamente conectados. Tecnología que funciona de forma muy simple. De la que no tienes qué preocuparte. Que se siente como si nada. Eso es Nothing.

Nothing es una marca de tecnología de consumo, con sede en Londres, cuya misión es eliminar las barreras entre las personas y la tecnología. Y para lograrlo, estamos creando y trabajando en productos intuitivos, que se conecten a la perfección con el único fin de que mejoren nuestras vidas, sin que estorben. Porque la tecnología no debe ser complicada, sino todo lo contrario, tiene que ser algo sencillo.

Y por supuesto, estamos desarrollando productos de los que el propio equipo de Nothing se sienta orgulloso de compartir con amigos y familiares.

¿Qué hace único a Nothing?

En Nothing creemos que los dispositivos que usamos todos los días (reloj, auriculares, teléfono) deben ser tanto una declaración de estilo como una elección tecnológica. Desde Nothing proponemos eliminar las barreras entre tecnología, arte y moda. Queremos demostrar que no tenemos miedo de desafiar el status quo actual creando productos mejores y más icónicos, llevando la tecnología a lo esencial y devolviendo optimismo y entusiasmo a la industria.

Creo que todos somos conscientes que durante la mayor parte de los últimos 10 años los diseños en la categoría de electrónica de consumo han sido muy parecidos, y que las marcas rara vez se atreven a innovar en este sentido. Desde Nothing queremos trazar nuestro propio camino en lo que respecta al diseño y tecnología.

Además, desde Nothing queremos demostrar que Europa tiene la habilidad y el talento para producir una empresa tecnológica líder. La tecnología en Europa está en auge, y el respaldo de Google Ventures lo demuestra.

¿Cómo fueron los primeros días de Nothing? ¿Cómo se formó el equipo fundador?

Los socios fundadores que formamos Nothing nos conocemos desde hace tiempo de trabajar en distintos aspectos de la industria de tecnología. En los últimos tiempos, comentábamos cómo el mercado de consumo tecnológico se había vuelto un tanto repetitivo y estancado, y no creemos que esté inspirando a las nuevas generaciones a imaginar un futuro mejor, como solía hacer la tecnología hace 10 o 15 años.

Con esta visión clara de lo que queríamos crear, empezamos a hablar con otros emprendedores e inversores que sentían lo mismo. Juntos decidimos iniciar Nothing. Y una vez que contamos con el apoyo de Google Venture, conseguimos que todo progresara bastante rápido, ¡y hasta la fecha!

¿Cuál es tu rol en Nothing y cómo ha ido evolucionando hasta el día de hoy?

Uno de mis principales roles es ser uno de los co-fundadores de Nothing, formando parte del equipo directivo, con el tomo decisiones en conjunto, sobre todo a nivel de I+D y el desarrollo de las líneas de producto.

Desde el aterrizaje de la compañía fui Responsable de la Unidad de Negocio en Europa. Junto a mi equipo de Europa, centralizamos las principales tareas y responsabilidades asociadas a la estrategia y posicionamiento de la marca, acciones de marketing y comunicación, relaciones con partners y distribuidores, ventas, así como el crecimiento y la coordinación de todo el equipo, participando también en la consolidación del portfolio europeo de acuerdo con la demanda del mercado.

Hace unos meses fui padre por primera vez, y propuse cambiar mis responsabilidades dentro de la compañía para combinar mejor mi vida profesional y personal, y ahora llevo la Unidad de Negocio de Europa del Sur y Este, con las mismas funciones pero enfocadas a esa región.

¿Por qué decidiste dejar OnePlus y lanzarte a emprender?

Después de casi 7 años en OnePlus y ver nacer y crecer la empresa desde el principio, sentí que era el momento adecuado de iniciar un nuevo capítulo en mi vida profesional.

Siendo un apasionado de la tecnología, quería embarcarme en un nuevo proyecto que me emocionase e ilusionara. Y sin duda, crear una compañía desde el principio y ser partícipe de todas las decisiones es todo un reto.

He tenido la oportunidad y la suerte de haberme encontrado con compañeros de un gran talento y que comparten la pasión por la tecnología y el diseño. Hablando entre nosotros, siempre comentábamos los problemas que creíamos que hay en el sector y nuestra aspiración por crear tecnología que inspire y que apetezca tener en nuestro día a día.

¿Te lo imaginabas así? ¿Qué aspectos son los más desafiantes? ¿Y los que más disfrutas?

¡Ha sido un primer año muy interesante!

Durante esta primera etapa teníamos objetivos claros: difundir el nombre de Nothing, asentar las bases del negocio (tanto a nivel regiones, equipo, financiación…), pero además sorprender a los usuarios con nuestro primer lanzamiento, los ear (1), y presentarlo como una declaración de intenciones, convirtiéndolo en uno de los lanzamientos más esperados del año. Ha recibido muy buenas críticas, tanto de los usuarios como de los medios de comunicación y, hablando mal y pronto, se está vendiendo como churros.

Con el éxito de los ear (1) hemos probado y confirmado nuestra hipótesis de que el mundo está aburrido con el panorama actual en el campo de la tecnología de consumo, y que existe una oportunidad y un hueco en el mercado para que surjan personas y compañías con ideas nuevas.

Por supuesto, este éxito inicial es gracias a nuestro equipo, nuestros inversores, y por supuesto a los usuarios, que nos han acompañado todo este año y nos ayudado con sus comentarios a que mejoremos, no solo nuestros productos, sino también en cómo dar forma a Nothing, tanto a nivel de marca como de empresa.

Es cierto que no ha sido un camino fácil, ya que iniciamos el proyecto en medio de una pandemia mundial y hemos hecho malabares para crear la marca junto a un equipo que en un principio era reducido, la creación y lanzamiento de nuestro primer producto, y conseguir financiación para hacer todo eso realidad.

Por supuesto habrá cosas que se podrían haber hecho mejor, pero al final estamos abriendo un camino completamente nuevo y siento mucho orgullo por ello. Lo gratificante es que aunque estamos creciendo, en todo momento seguimos considerando siempre todo, desde lo que hacemos a cómo lo hacemos, y ha sido muy gratificante ver cómo nuestra visión cobraba vida poco a poco pero de forma constante.

Este año hay aún más en juego, ya que tenemos el deber de actuar y ejecutar mejor, superarnos y escalar nuestras capacidades como equipo para desarrollar y sacar provecho de nuestro potencial.

Un emprendedor al que admires ¿Por qué?

Sería difícil elegir a uno, pero por su pasión por el producto sigo y admiro mucho a Tony Fadell (uno de nuestros inversores que justo acaba de sacar un libro para fundadores de startups -es increíble poder tratar con semejante eminencia en el día a día-) o a Eric Migicovsky, ahora partner en Y Combinator y fundador de Pebble, una de las primeras empresas en crear smartwatches.

¿Cómo te ves a ti mismo y a Nothing en 5 años?

Espero estar muy orgulloso de lo que hayamos logrado hasta entonces, y del equipo de profesionales que formen parte de esta aventura.

Y a Nothing espero que para entonces, estemos logrando eliminar las barreras entre las personas y la tecnología al construir un ecosistema integrado de productos y servicios tecnológicos icónicos, que cuenten con un diseño sólido, que sean fáciles de usar, y que se conecten sin esfuerzo no solo entre nuestros productos, sino también con marcas de todas las industrias.

Artículo anterior

Artículo siguiente

Artículos relacionados

Únete a +2K emprendedores e inversores en España

La newsletter semanal del Oasis con contenido exclusivo para la comunidad