Entrevistas

Fernando Mateus | Kymatio | “El factor humano es clave para aumentar la ciberseguridad de las organizaciones”

Fernando Mateus es CEO de Kymatio, startup de ciberseguridad participada por Dozen (antiguo The Crowd Angel), JME VC, Telefónica Tech Ventures y Banco Sabadell, centrada en la gestión y prevención del ciberriesgo de empleados y organizaciones.

Anteriormente, desarrolló su carrera en el ámbito de la seguridad de la información, siendo experto en ciberseguridad para clientes como BBVA o Liberbank. También es especialista en tecnologías de la información y la comunicación donde ha trabajado en proyectos para Cruz Roja, El Corte Inglés, Ministerio de Defensa, Ministerio de Cultura, FNMT o Renfe, entre otros.

Es miembro del programa de expertos “Business Creation Competition UPM actúaupm” en la Universidad Politécnica de Madrid y mentor del curso en ICM/ESIC Business & Marketing School “Proximity and Mobile Marketing Senior Program” y Fundador de Alien Ventures.

Ya hablamos sobre Kymatio como una de las startups de ciberseguridad más prometedoras de 2020 en este artículo. Hoy, Fernando nos cuenta su receta del éxito de primera mano.

Conozcamos un poco más a Fernando:

¿Cómo explicarías lo que hace Kymatio a quien aún no lo conozca?


Kymatio es el servicio que automatiza la concienciación de los empleados, haciéndola más eficaz, y proporciona a las organizaciones visibilidad sobre los riesgos de ciberseguridad de origen humano, para que así puedan protegerse de las actuales ciberamenazas. El servicio es B2B con un modelo SaaS (‘Software as a Service”).

El 90% de los incidentes de seguridad involucran a los empleados, generalmente estos episodios se producen por fraudes de ingeniería social o negligencias. El coste medio por incidente en grandes compañías supera los 4M€ y se estima en unos 40.000€ el coste medio por incidente en PYMES, con el agravante de que el 60% de ellas cierra 6 meses después. Como ves, las empresas enfrentan un problema muy grave y las consecuencias de este tipo de incidentes pueden ser gravísimas.

La digitalización de las empresas también digitaliza los riesgos, y para eso está Kymatio, nuestro servicio de suscripción anual trabaja con las personas para fortalecerlas frente a estos retos de ciberseguridad que se nos presentan.

¿Cómo se explica el innegable éxito de Kymatio?

Sabemos que el factor humano es clave para aumentar la ciberseguridad de las organizaciones. Los enfoques actuales son ineficientes y no proporcionan datos para gestionar el riesgo de origen humano. El caso es que las recetas aplicadas hasta la fecha no han dado el resultado esperado. Por ejemplo, impartir cursos generales una vez al año que permiten rellenar la casilla de compliance pero que no son efectivos, o servicios altamente intrusivos o bien que no tienen en su origen el cuidado del empleado…nosotros proponemos un enfoque totalmente distinto.

Interacciones mensuales muy ágiles, 15 minutos de media, apoyadas en chatbots, que permiten mantener alto el estado de alerta del personal frente a los riesgos de ciberseguridad sin consumir mucho tiempo, y centrado en las necesidades de cada uno con la máxima personalización posible.

Este enfoque sobre el factor humano y el hecho de aportar el dashboard de ciberriesgo humano muy potente son dos de los principales elementos que nos ha diferenciado en el mercado desde el lanzamiento del proyecto, generando una indudable ventaja competitiva (Inteligencia Artificial + Neuropsicología).

¿Cómo comenzó el proyecto y cómo se formó el equipo?

Fernando Mateus (Fundador y CEO) y César González (CISO & CPO) nos conocimos prestando servicios de ciberseguridad en empresas como BBVA, Liberbank o Mercedes Benz.

Posteriormente se sumaron al proyecto, además del cofundador Fernando Anitua, destacados profesionales de la ciberinteligencia como David Sánchez (COO & CSO) que fuera en su momento co-fundador de 4iQ. Todos ellos asistían a un desfile permanente de incidentes de seguridad originados por los propios empleados de las compañías.

Asistir a las dolorosas consecuencias para las empresas, y en ocasiones para los mismos trabajadores, nos hizo lanzarnos a emprender creando un servicio para la prevención del ciberriesgo de empleados completamente diferente.

Kymatio Fernando Mateus

¿Cuál ha sido la situación más difícil en la que te has encontrado en Kymatio?

Aunar las más avanzadas tecnologías de la información y los principales avances de la neuropsicología supuso para el equipo un esfuerzo ímprobo que culminó en el lanzamiento de nuestra primera ronda de financiación.

Una parte sustancial del plan se basaba en abrir al público general la posibilidad e invertir en el proyecto desde una de las mejores plataformas de financiación, Dozen (TCA), y justo la semana en la que se lanzó nuestro proyecto en la plataforma de inversión se decretó el estado de alarma por el COVID-19. Todo se paralizó durante una semana…afortunadamente quedó en una anécdota. Superamos con creces el objetivo de inversión inicial, pero desde luego fueron momentos críticos.

¿Qué es lo que más motiva cuando te aventuras en un nuevo proyecto?

Cada fase tiene su motivación, pero yo tengo una sensación especial cuando al principio del proyecto todo está por hacer, tienes que interconectar y coordinar diferentes especialidades y ves surgir las sinergias. Eso no tiene precio.

¿Has tenido algún fracaso o error grave como emprendedor? ¿Qué aprendiste de él?

No lo tildaría de fracaso, pero en 2006 fui cofundador de aquaMobile, empresa de dedicada al desarrollo de tecnologías móviles que permitían dotar al mundo físico de las ventajas del mundo digital haciendo uso de códigos QR invisibles (Marca de agua digital).

Conseguimos multitud de premios, levantar inversión, partners por todo el mundo (Desde USA a Japón), pero al final una serie de decisiones en la dirección incorrecta nos hizo pasar de un potencial proyecto global “world class” de primer nivel a una simple pyme al uso.

¿Aprendizaje? Elige lo mejor posible a los socios que vayan a acompañarte en el viaje, pues es largo y complicado.

Kymatio equipo

Un emprendedor al que admires ¿Por qué?

Admiro a muchos, pero si tengo que ser muy selectivo me quedo con Julio Casal y David Sánchez Torres, cofundadores de 4iQ que ahora se llama Constella. Julio vendió Alien Vault a AT&T en 2018, y David es actualmente socio de Kymatio.

Son un ejemplo de cómo se crea un servicio desde cero, como 4iQ, vendérselo a todas las grandes empresas y organizaciones del país (desde banca a gobierno), financiarlo, llevarlo a USA y crear un monstruo con 61M$ de inversión que revolucionó el sector de la ciberinteligencia. Unos cracks y en España han pasado a menudo por debajo del radar.

¿Cómo te ves a ti mismo y a Kymatio en 5 años?

Me veo apoyando a Kymatio a una escala global, rodeado de personas mucho más inteligentes que yo y ayudando a hacer una sociedad mucho más cibersegura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

febrero 2021
D L M X J V S
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28