Entrevistas

Jordi Boix | Psonrie | “Si el equipo no está unido y alineado, será muy difícil que el proyecto llegue a tener éxito”

Psonrie busca hacer llegar la psicología a todo el mundo. Para ello, Jordi Boix es CEO y fundador de este ambicioso proyecto que ofrece el primer servicio de orientación psicológica online, anónimo, instantáneo y especializado en los problemas del día a día. No requiere de cita previa y es de gran calidad, con más de 150 expertos.

Algo muy destacable de la startup de Jordi Boix es su flexibilidad, ya que permite terapias a largo plazo, puntuales o incluso mediante texto, con el psicólogo que tú elijas. Durante las semanas más duras del confinamiento, Psonrie quiso aportar su granito de arena ofreciendo atención gratuita al personal sanitario para ayudarles a sobrellevar el estrés y gestionar el impacto psicológico de la situación.

La transformación digital está llegando a todos los sectores y eso es una gran noticia para el usuario, en este caso, paciente, que tiene a su alcance cada vez más recursos para sobrellevar cualquier tipo de situación. Con este método, esta startup es capaz de ofrecer su gran servicio a un precio asequible, al alcance de todos.

Conozcamos un poco más a Jordi:

¿Cómo explicarías lo que hace Psonríe a un inexperto en el área?


Ahora, más que nunca, es necesario poder disponer del apoyo de un psicólogo. Un profesional que nos ayude a gestionar las emociones, los sentimientos y las relaciones en momentos difíciles, como este que vivimos a nivel mundial pero que también este a nuestro lado para afrontar los problemas más cotidianos que afectan a nuestra salud mental.
Desde Psonríe queremos que todo el mundo pueda acceder a un psicólogo. Que el horario, el lugar, los prejuicios o el dinero no sean un impedimento.

Para conseguir normalizar la psicología, Psonríe ofrece un servicio de ayuda psicológica al que puedes acceder en cualquier momento (24x7x365) y desde cualquier dispositivo; ordenador, móvil o tablet, y hablar con un psicólogo profesional al instante a través de chat o llamada de voz y de forma completamente anónima.

¿Cuál ha sido la situación más difícil en la que te has encontrado en Psonríe?


Creo que el momento más difícil fue en nuestra primera ronda de inversión. Teníamos muy pocos recursos y todos los inversores que veíamos nos decían que faltaba volumen.
Personalmente estaba convencido que Psonríe era un gran proyecto y que estábamos trabajando en muy buena línea, pero no conseguíamos captar el interés de los inversores y veíamos muy difícil poder crecer sin el capital necesario.
Durante varios meses nos presentamos a foros de emprendimiento y estuvimos hablando con muchos inversores y nos costaba muchísimo cada ticket. Por suerte, todo cambió cuando ganamos el campus de SeedRocket en Barcelona, que despertó el interés de muchos inversores, consiguiendo cerrar la ronda en pocos días.

Un emprendedor al que admires ¿Por qué?


Es muy difícil nombrar a un solo emprendedor. Valoro muchísimo a los emprendedores que tienen muy claros sus valores, su visión y trabajan desde una total transparencia y humildad.
Hay muchísimos emprendedores que admiro, sobre todo aquellos que tienen la capacidad de sacar siempre tiempo para ayudar a otros emprendedores, ya sea desde blogs, podcasts o meetings en los que en 30 minutos revolucionan tu idea de negocio. Sin todos los emprendedores con los que me he ido encontrando, Psonríe no sería lo que ahora es.

Jordi Boix Psonrie

¿Qué virtud crees que debe de explotar Psonríe?


La mayor virtud que tiene Psonríe es su equipo humano. Personas comprometidas con el proyecto cuyo esfuerzo hace posible que día a día los usuarios puedan disfrutar una ayuda psicológica de calidad y asequible.
Un equipo multidisciplinar que abarca todas las áreas y trabaja arduamente para adaptarnos lo más rápido posible a los cambios y necesidades de nuestros usuarios, y un grupo de psicólogos colegiados cuya profesionalidad nos permite prestar un servicio 5 estrellas.

¿Cuál fue tu primer fracaso como emprendedor? ¿Qué aprendiste de él?


Mi primer gran fracaso como emprendedor fue con un juego social que desarrollé hace unos seis años. Aprendí que puedes tener una idea buenísima, un buen producto, incluso muchos clientes, pero si tu equipo no está unido y alineado, será muy difícil que el proyecto llegue a tener éxito.
Por suerte, desde el primer día tuve en cuenta este aprendizaje al empezar Psonríe y hoy puedo decir que contamos con un equipo humano fantástico. Somos todos muy diferentes, pero nos une el mismo sueño y trabajamos sin descanso y con muchísima ilusión para ver nuestro pequeño gran proyecto crecer. La calidad de nuestro equipo es sin duda el mayor intangible que podemos tener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

mayo 2021
D L M X J V S
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031