Entrevistas

Natalia Martos | Legal Army | Tecnología para liderar un ejército jurídico

¿A quién no le gustaría que defendieran sus intereses jurídico todo un ejercito de abogados? Natalia Martos, es Capitán General (y CEO) de uno. En concreto, es fundadora de Legal Army, el primer New Law de España. Un New Law, se engloba dentro de los Alternative Legal Service Providers (LSP), destacando por tener una estructura flexible, que se une a un modelo de gestión abierto y horizontal que permite adaptarse a cualquier situación. En la situación en la que nos encontramos, si sumamos su apuesta por la tecnología y la automatización de procesos, los New Law, como Legal Army, se encuentran en una situación mucho más favorable que los despachos de abogados tradicionales. Asimismo, su foco se encuentra en sectores punteros, emprendedores y al alza como la regulación digital, ciberseguridad, propiedad intelectual o privacidad.

No solo está a favor de Legal Army su capacidad de adaptación y versatilidad, sino que el equipo que lo compone destaca por sus conocimientos en tecnología y privacidad. En estos momentos, donde la digitalización ha engullido hasta a los más adversos a esta, convierte a Legal Army en un actor muy a tener en cuenta en España. Son expertos en asesorar a startups, combinando la mejor tecnología para ofrecer servicios jurídicos disruptivos, ajustados a la necesidad de cada cliente.

Natalia lleva desde 2002 rodeada de innovación, emprendimiento y tecnología, convirtiéndola en una de las mayores expertas en Derecho Tecnológico de España, reconocida como tal por Best Lawyers desde 2018 y por Legal 500 en 2016. No resulta sorprendente si tenemos en cuenta que ha pasado por Tuenti, Prisa, Andersen Tax & Legal o Pérez-Llorca.

Hemos querido conocer cómo una experta en derecho de las tecnologías y privacidad ha pasado de asesorar a compañías digitales o grandes despachos de abogados tradicionales, a fundar el primer New Law en España.

Conozcamos un poco más a Natalia:

¿Cómo explicarías lo que hace Legal Army a un inexperto en el área?


Legal Army es un proveedor alternativo de servicios jurídicos (ALSP por sus siglas en inglés). Ofrecemos servicios jurídicos a empresas reduciendo sus costes hasta en un 80% gracias a la contratación de los mejores abogados y a nuestra metodología de trabajo que incluye el uso de herramientas digitales que multiplican la productividad y eficiencia. Estamos altamente especializados en propiedad intelectual e industrial, contratación tecnológica y comercial, privacidad y protección de datos, ciberseguridad, modelos de negocio digitales, compliance, así como en derecho de los negocios en general.

¿Cuándo tenéis previsto/tiempo tardasteis en llegar al breakeven?


Dos meses desde la constitución de la empresa.

Un emprendedor al que admires ¿Por qué?


No tengo una figura identificada pero sí unos valores en el emprendimiento. Me admiran las personas humildes y nobles que no lo han tenido fácil y que, a base de esfuerzo, trabajo duro y una mente creativa han llegado a hacer cosas que suponen un verdadero impacto social. Creo firmemente en la meritocracia y siempre he defendido que se puede triunfar sin pisar a otros por el camino.

¿Qué virtud crees que debe de explotar Legal Army?


La frescura del talento joven que está dispuesto a probar una nueva forma de hacer Derecho. Son personalidades muy potentes que no se pliegan a los esquemas de toda la vida y que priman su vida personal sin dejar atrás su carrera. Creo que hay muchos abogados jóvenes que ya no aspiran a la sociatura en una firma tradicional sino a un carrera conciliadora y ambiciosa que les permita conocer a los clientes de principio a fin donde combinen sus conocimientos jurídicos con habilidades de negocio.

¿Por qué elegiste el New Law frente a la abogacía tradicional?


Desarrollé el NewLaw por un cúmulo de circunstancias personales y profesionales. Fui directora jurídica y de privacidad de Tuenti y fue abogada Inhouse durante casi 12 años en Grupo PRISA, donde ocupé diversos puestos de dirección siempre vinculados al asesoramiento legal digital, a la privacidad y a la tecnología. En esos años, las firmas tradicionales con las que trabajaba no satisfacían mis necesidades en cuanto a conocimiento de los nuevos modelos de negocio y tecnología ni tampoco en cuanto a adaptación a gestión económica de una asesoría jurídica de empresa por su sistema tarifario de facturación por horas. En 2016 estando PRISA, estudié el programa ejecutivo de tecnologías exponenciales en Singularity University (Silicon Valley) y allí analicé cómo las tecnologías cambian todas las industrias, incluyendo la jurídica, generando modelos de negocio mucho más eficientes. En EE. UU. conocí el modelo de negocio de los ALSP / NewLaw y los estudié en profundidad con la idea de importarlos al mundo hispanohablante. Antes de montar Legal Army, pasé por dos despachos nacionales de prestigio donde detecté todas las posibilidades de mejora que podría traer con el desarrollo del NewLaw en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diciembre 2020
D L M X J V S
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031