Sponsors:

Novaluz | Analiza y calcula tu potencia eléctrica

Uno de los gastos más importantes en cualquier negocio y que hay que pagar mes a mes es la factura de electricidad. El gasto en consumo eléctrico puede afectar de manera directa a la rentabilidad y viabilidad de un negocio y por ello es fundamental analizar y calcular la potencia eléctrica para saber si tenemos una potencia eléctrica adecuada para el negocio.

Y es que si tienes una potencia eléctrica contratada por encima de la necesaria para tu negocio, estarás pagando de más en cada factura de la luz para empresas. También puede ocurrir que tu negocio sufra constantes cortes de luz porque tengas contratada una potencia eléctrica insuficiente. Así que vamos a ver cómo calcular la potencia que necesitas para pagar menos.

Así se calcula la potencia necesaria para una empresa

Los gastos de luz y agua en una empresa son una constante, pero siempre es posible analizar el consumo para determinar si es posible ahorrar o si todo está correcto. Lo habitual es que un negocio pequeño tenga una tarifa por debajo de los 15 kW. Si se sobrepasa ese consumo, el interruptor de control de potencia desconectará la instalación para evitar una sobrecarga.

Si esto no te ha ocurrido nunca, lo más probable es que tengas una potencia contratada por encima de la necesaria para tu establecimiento. Por tanto, puedes analizar cuánto puedes reducir esa potencia para que las facturas de la luz sean más reducidas a partir de ahora.

Para calcular la potencia eléctrica que necesita tu negocio primero debes analizar los aparatos eléctricos que utilizas en el mismo. Debes elaborar un listado de aparatos eléctricos y anotar junto a cada uno de ellos el consumo en vatios que realizan. El siguiente paso es estimar qué porcentaje de esos aparatos funcionarán a la vez.

En función de cuántos de ellos funcionen a la vez de manera simultánea en el negocio vas a necesitar una potencia superior o inferior. Para ello debes hacer un esfuerzo para recordar cuántos de esos aparatos funcionarán a la vez y sumar la potencia de todos ellos. Esto te dará un dato, al que debes añadir un margen de seguridad por si algún día utilizas más aparatos eléctricos de lo normal.

Un cálculo al alcance de cualquiera

Por tanto, para definir qué nivel de potencia eléctrica contratar para tu negocio debes estimar el consumo total en vatios de los aparatos eléctricos y calcular el consumo máximo simultáneo que alcanzas en los picos de mayor actividad. A ello se le suma un poco de potencia extra y ya tendrás la cifra definitiva que debe figurar en tu factura de la luz.

Como se puede apreciar, no es complicado conocer qué potencia de electricidad consume tu negocio en sus momentos de máxima intensidad para, en función del resultado, comprobar si la potencia que tienes contratada es la correcta o si puedes reducirla para adaptarla a tu consumo sin provocar cortes en el suministro y así ahorrar en la factura de la luz mes a mes.

Artículo anterior

Artículo siguiente

Artículos relacionados

Únete a +2K emprendedores e inversores en España

La newsletter semanal del Oasis con contenido exclusivo para la comunidad