Sponsors:

Repscan | El Don Limpio de la reputación en internet

En este Desde Dentro, buceamos en la esencia de Repscan, un SaaS que identifica y elimina el contenido negativo de sus clientes en internet. Repscan es de esas startups españolas fundadas en 2020, pero con un veteranía única.

Repscan es el segundo proyecto de Josep Coll, fundador de Red Points. Con menos de 6 meses de vida ya han conseguido levantar una ronda seed y tener beneficios. Sin duda un proyecto muy innovador y llevado con una energía única. Josep Coll, CEO de Repscan, nos lo cuenta Desde Dentro.

¿Cómo explicarías lo que hace Repscan a un inexperto en el área?

En Repscan ayudamos a personas y profesionales a mejorar su reputación online. Les ayudamos a que tengan bajo control lo que se dice sobre ellos en Internet. Actualmente la reputación online es fundamental para poder vender tus servicios, encontrar trabajo o entrar en un país. Y lo que hacemos es ayudar a personas y profesionales que tienen problemas con contenidos negativos en Internet. Por un lado, eliminamos esos contenidos negativos si legalmente es posible y por otro lado inyectamos contenidos positivos posicionados en los buscadores para mejorar su reputación online. Somos una empresa tecnológica que automatiza procesos legales para poder dar servicio a miles de clientes a la vez, en todo el mundo, a través de nuestra Plataforma SaaS.

¿Qué valor diferencial tiene Repscan?

La forma tradicional de eliminar un contenido de Internet es ir ver a un abogado, con toda la perdida de dinero, energía y tiempo que eso significa. Se debe explicar el caso al abogado, éste debe estudiárselo y, a partir de ahí, actuar. Estos trámites requieren de mucho tiempo y mucho dinero.

En nuestro caso, sin embargo, en pocas horas ya estamos trabajando y eliminando los contenidos a un precio muy económico (desde 95€). El cliente dispone de claves de nuestra plataforma SaaS, con lo que puede ver a tiempo real nuestro trabajo. Puede conocer cómo van sus solicitudes de eliminación, así como todos los contenidos de reputación positiva generados y posicionados en buscadores como Google. Y todo en su móvil.

El cliente también tiene un teléfono 24 horas los 365 días al año y un canal directo para hablar con su gestor vía plataforma.

Otro aspecto diferencial es RepScan Alert. Con este servicio le comunicamos al cliente cualquier contenido negativo que se publique sobre él en Internet de manera rápida.

Una diferencia muy importante es que todo el servicio es online. Nuestros clientes contactan con nosotros por Internet, firman todos los documentos digitalmente y a partir de ahí prestamos el servicio. Les enviamos las claves de acceso de la tecnología dónde pueden ver a tiempo real el resultado de todo el trabajo. Esto permite que nuestros precios sean muy económicos y que el resultado del trabajo sea brillante.

En RepScan democratizamos la mejora de la reputación online de personas y profesionales. Con un coste muy bajo les ayudamos a que puedan defenderse de cualquier vulneración de sus derechos. Les ayudamos cuando les insultan, cuando les publican sus datos personales o cuando se hacen públicas fotos o vídeos de ellos en Internet. RepScan quiere que cualquier ciudadano o profesional del mundo pueda defenderse a través de nuestra tecnología y ofrecer una buena reputación online.

¿Cómo de frecuente es tener información en internet no deseada?

La mayoría de personas y empresas encuentran cosas que no les gustan en los primeros 20 resultados de los buscadores de Internet. Nuestro objetivo es dar el derecho a la propia imagen, a que las personas y profesionales puedan decidir sus primeros 20 resultados de los buscadores. Repscan nace para mejorar la reputación online de personas y, cuando estemos preparados con nuestra plataforma MDG, de empresas.

Nuestro fuerte, dado los más de 10 años de experiencia, es la eliminación de contenidos. Hemos eliminado millones de contenidos en nuestra vida profesional y eso es lo que marca la diferencia y lo que impide que algunas empresas puedan hacerlo.

Cada día se publican millones de contenidos y un porcentaje de ellos vulneran derechos de personas y entidades. Cada día nos llaman personas y profesionales de todo el mundo con problemas con contenidos, ya sean fotos, videos, noticias falsas, etc.

¿Qué destacarías del equipo que compone Repscan?

Ahh! ¡Sin equipo no hay fiesta! Las personas están por encima del proyecto, son la base de este proyecto. Hace más de 10 años que trabajamos juntos con muchos de ellos: Lluís Llorens (CTO), Coque Moreno (COO), Marbila Reyes (CCO), Alejandra Mathieu (Head of Enforcement), Anabel Gonzalvo (CFO), Alejandro Castellano (CMO & CSO)… somos una tribu, una familia.

Es un lujo poder volver a cabalgar con parte del equipo emprendedor del exitoso proyecto anterior. Es brutal volver a meternos de nuevo a Jurassic Park juntos, al desierto en busca de un unicornio.

Del equipo destacaría la veteranía, la visión, la ambición, la formación y las ganas de volver a hacer historia en Barcelona Valley.

¿Qué hitos ha conseguido Repscan hasta el momento?

Salimos el 19 de enero del 2021 y ya hemos cerrado una ronda Seed, donde más de 70 inversores se han quedado con ganas de participar. Tenemos la primera versión de nuestra tecnología MGD. Desde el primer día estamos facturando y dando beneficios con un equipo de 10 personas. Y todo esto dentro de la tercera ola de la pandemia.

Entre los inversores de esta primera ronda tenemos a muchos que han repetido. Creo que es nuestro mayor éxito y es una prueba de que estamos creando una pequeña comunidad muy bien avenida y en la que confiamos unos con otros.

¿Cuál fue el momento clave para el despegue de Repscan?

Tras 10 años trabajando a tope, lo que generó que consiguiéramos el primer campeonato de Moto GP, nuestro primer exit, dijimos que jamás volveríamos a emprender.

Pero esta afirmación nos la hemos comido con papas porque llevamos en la sangre emprender. La banda se disolvió por el planeta, pero hemos vuelto a reunirnos para buscar otro Unicornio.

En mi caso dije: “¡nunca más volveré a emprender!”. Pero nada más lejos de la realidad. Para recaudar dinero contra el cáncer para la Asociación Anita, que cofundé, y exigir más investigación contra el cáncer, emprendí el proyecto “Ruta al Paraíso”. Me subí en mi moto “La bestia parda” y fui desde Sant Feliu de Guixols a punta Slope, Nueva Zelanda, en solitario y sin asistencia. El reto, que nadie había conseguido hasta entonces, era llegar hasta las puertas de la Antártida, conduciendo mi propia moto. Así cumplí el sueño que nunca pudo hacer realidad mi madre por culpa del bicho.

Cruzando el desierto del Gobi vi que mi esencia es ser emprendedor y que no podía dejarlo en mi mejor momento de forma. Me di cuenta que me quedaban los mejores años de mi vida para levantar otro proyecto, otro Unicornio. ¿Te imaginas que lo hacemos 2 veces?, me pregunté. Y así nació RepScan, un proyecto que lo tiene todo para ser un unicornio. Volvemos, ¡hemos vuelto a Jurassic Park!

Y empecé a juntar al equipo fundador. Primero llamé a Coque Moreno y no lo dudó ni un segundo. Después llamé a Alejandro Castellano, que estaba trabajando en Alemania. Acababa de ser padre y le pedí que se viniera a Barcelona… ¡y no dudó ni un segundo! Tenemos un equipazo, reclutado entre la élite.

¿Cuál ha sido la anécdota más graciosa desde su fundación?

Salimos el 19 de enero, en plena tercera ola, ¡vestidos de astronautas! ¿No lo habéis visto?

Creo que nunca una Startup ha salido tan fuerte con una idea tan divertida. Todas las televisiones se hicieron eco del pre-lanzamiento y fue muy divertido grabar los videos y hacer la sesión de fotos. Todas y todos decían… ¿estamos seguros? ¿nos vamos a disfrazar de astronautas?

¿Cómo ves a Repscan en 5 años?

Como la empresa líder mundial de la gestión de la reputación online, con más de 200 personas trabajando, facturando millones de euros y habiendo cerrado múltiples rondas de inversión.

Artículo anterior

Artículo siguiente

Artículos relacionados

Únete a +2K emprendedores e inversores en España

La newsletter semanal del Oasis con contenido exclusivo para la comunidad