Entrevistas

Luca Carlucci | Bizaway | “Simplificamos todos los aspectos de los viajes de negocio”

Bizaway ofrece optimización de recursos, ahorro económico y control centralizado de los gastos, mediante su plataforma, que destaca por ser tremendamente ágil e intuitiva. El coste para el cliente es 0, puesto que solo paga por el ahorro que genera Bizaway. Es decir, si Bizaway consigue un precio, 20% inferior al de mercado, Bizaway se gana ese ahorro, mientras que el cliente gana el acceso a la plataforma que, sin duda, es muy beneficiosa. Tales son sus ventajas, que ha generado más de 1 millón de euros de ahorro a sus clientes, con más de 35.000 reservas de hotel realizadas. Su carácter es plenamente internacional con más de 400 clientes en 12 países, que gracias a su operabilidad en 10 divisas, se convierte en la solución ideal para planificar un viaje de negocios.

Se trata de una solución integral que permite ahorrar tiempo y dinero gracias a la administración automática y centralizada de los viajes, permitiendo a la vez una monitorización de los recursos, para seguir los gastos y gestionar los datos de los viajeros.

Durante esta crisis, Bizaway ha sido capaz de repatriar a más de 300 ciudadanos -en su mayoría españoles e italianos- dando uso a su plataforma. Además, confían en la recuperación del sector post-crisis. De todo ello hemos querido hablar con Luca Carlucci, su CEO y fundador, quien nos muestra su visión emprendedora.

Conozcamos un poco más a Luca:

¿Cómo explicarías lo que hace BizAway a un inexperto en el área?


BizAway es una agencia de viajes corporativos y también una empresa de tecnología fundada en 2015, con sede en Italia y España. Junto a Flavio Del Bianco, cofundador y CTO, nos propusimos simplificar los viajes de negocios combinando la tecnología con la experiencia en la gestión de viajes corporativos, ofreciendo una plataforma “todo en uno” y desarrollada para simplificar todos los aspectos de los viajes de negocios: desde los primeros pasos para encontrar el hotel, vuelo, coche o tren ideal hasta la facturación de los servicios adquiridos.

¿Cómo afectará el COVID-19 a los viajes corporativos?


Nosotros somos muy optimistas y, cuando esto vuelva a la normalidad, se volverán a reprender los viajes de negocios con fuerza, ya que así sucedió con otras crisis pasadas como la del atentado del 11S.
Las videollamadas y las llamadas ayudan, pero no lo son todo. Los viajes corporativos te aportan esa cercanía y ese trato personal que las nuevas tecnologías no te dan.

Hemos visto que ayudasteis con las repatriaciones ¿Cómo fue la experiencia?


Fue una experiencia nueva para todo el equipo en la que aprendimos mucho y lo más importante: ayudamos a muchas personas a volver a sus países de origen para estar cerca de los suyos. El equipo de atención al cliente fue clave para ese tipo de gestiones, estando en contacto con los consulados correspondientes, gestionando varios aviones y ferrys de emergencia, gestionando las cancelaciones de avión y buscando nuevas opciones, etc. En total han sido más de 300 repatriados.

¿Tenéis alguna otra iniciativa entre manos?


Tras todo lo que ha sucedido, nos estamos centrando – y es nuestra prioridad – en ofrecer a nuestros clientes empresariales información de sus destinos en tiempo real a través de nuestra app.

¿Cuándo tenéis previsto/tiempo tardasteis en llegar al breakeven?


Ya llegamos en nuestro primer año. Ahora seguimos invirtiendo para crecer y esto necesita de capital adicional, por lo que creo que en un par de años volveremos a llegar de nuevo.

¿Cuál ha sido la situación más difícil en la que te has encontrado en BizAway?


En la que nos encontramos actualmente. Esta pandemia es algo que nunca habíamos
pensando que pudiera ocurrir, pero así ha sido y ha afectado de lleno a nuestro negocio. De
la noche a la mañana nos ha cambiado nuestra perspectiva, por lo que nos vimos en la
necesidad de ajustar costes siempre manteniendo la excelencia en nuestro servicio al cliente.

¿Qué cambiarías si volvieras a fundar BizAway?


Estoy orgulloso del proyecto, de cómo es en la actualidad. Está claro que siempre se puede mejorar, pero estoy contento de cada uno de los pasos y de los resultados. Si tuviera que cambiar algo, sería el tener más en cuenta el tipo de situaciones como la del COVID-19, para que me permitiera actuar de una manera diferente a lo que lo hice.

Un emprendedor al que admires ¿Por qué?


Mi carrera como emprendedor tuvo sus inicios en EE.UU., más concretamente en California. Así que tuve y tengo muchos referentes conocidos y no tan conocidos. Elegir a una persona en concreto es muy difícil, pero sí que es verdad que, por mi formación y experiencia internacional, empatizo mucho con el modelo emprendedor de EE.UU.

¿Qué virtud crees que debe de explotar BizAway?


La sostenibilidad: ya que la sociedad y, por ende, las empresas (nuestros clientes) cada vez están más concienciadas y demandan más ese tipo de servicio más “green”.
Flexibilidad para adaptarse a las nuevas necesidades que van surgiendo y a este mundo tan cambiante.
Información y seguridad, hecho que se enfatiza mucho más ahora con la crisis de la COVID-19.

¿Cuál fue tu primer fracaso como emprendedor? ¿Qué aprendiste de él?


Entre mis primeros fracasos, destaco el vender calcetines de lujo, bonos de autobús
o el subastar excedentes de varios productos.
De todo ello he aprendido mucho, pero quiero subrayar que todo lo que hagas se tiene que
hacer con pasión. Sin pasión es posible que quizás algo salga, pero con ella es más
probable que puedas salir victorioso ante cualquier adversidad y encontrar el éxito.

¿Cuándo os convertiréis en un Unicornio?


La valoración de la empresa no es lo que más me preocupa de momento. Es posible que lo seamos, y quizás dentro de 5 años ya lo habremos sido, pero no es mi motor para seguir con esta aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diciembre 2020
D L M X J V S
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031