RevenueCat Miguel Carranza

Miguel Carranza | RevenueCat | «El ecosistema está madurando muchísimo comparándolo con cuando dejé España en el 2011»

Miguel Carranza es CTO y cofundador de RevenueCat. Ya hablamos sobre Miguel cuando escribimos sobre la Spanish Mafia en Estados Unidos y sobre la selección startups españolas que habían conseguido entrar en Y Combinator. No es para menos, puesto que pueden presumir de tener como clientes a algunas de las empresas tecnológicas más importantes del mundo y este año anunciaron una ronda de 40 millones dólares, valorando RevenueCat en más de 300 millones.

Como bien nos explica Miguel en esta entrevista, es cofundador de RevenueCat, pero ha pasado por todos los rols imaginables. Ubicado en Silicon Valley, podemos aprender mucho de las diferencias emprendedoras a ambos lados del charco.

Conozcamos un poco más a Miguel:

¿Cómo explicarías lo que hace RevenueCat a quien aún no lo conozca?

RevenueCat es la manera más fácil que tienen los desarrolladores para monetizar sus apps usando suscripciones. Ofrecemos las herramientas necesarias no únicamente para implementar de manera sencilla las suscripciones en iOS y Android, sino también para poder comprender las métricas de tu negocio y hacerlo crecer. 

Actualmente, RevenueCat ha sido integrado por más de 8000 apps, tanto desarrolladores indies como grandes empresas. Algunos de nuestros clientes son Notion, Cameo, Buffer, Zero o VSCO.

¿Qué hace único a RevenueCat?

Creo que lo que hace único a RevenueCat es el equipo, y la experiencia que tenemos en el ecosistema de las aplicaciones móviles, viendo crecer apps de $0 a decenas de millones de dólares en ingresos recurrentes.

¿Cómo comenzó el proyecto y cómo se formó el equipo? ¿Qué te impulsó a dejar de lado Elevate Labs para lanzarte a emprender?

El proyecto surgió realmente porque era una necesidad que teníamos nosotros. Cuando trabajamos en Elevate, descubrimos de primera mano lo complejo que se hacía gestionar las suscripciones cuando tu app está disponible en varias plataformas. Implementar el sistema de pagos es muy tedioso, pero es sólo el principio. Una vez el usuario puede comprar, quieres entender como va el negocio, hacer experimentos de precios, averiguar por qué la gente cancela… eran datos que Google y Apple no nos podían aportar, y nosotros los necesitábamos en tiempo real. Además, es un problema aburrido, la mayoría de los ingenieros preferían trabajar en otros problemas más específicos de nuestra app, que había sido App del Año en 2014.

Después de un par de años, nos dimos cuenta no sólo de que las herramientas no habían mejorado, sino que cada vez era más complicado estar al día con todos los cambios de las tiendas de Google y Apple. Así que tras hablar con varios desarrolladores, descubrimos que esto era un problema real y común a todos los desarrolladores de apps, no exclusivo de Elevate. Jacob y yo nos habíamos convertido en expertos en este tema, casi sin haberlo querido o habiéndonos dado cuenta, así que decidimos crear un producto que encapsulara esta experiencia y ayudara a la comunidad de desarrolladores.

¿Qué diferencias encuentras entre emprender en España y en Estados Unidos?

Bueno, no he emprendido en España, así que todo lo que puedo opinar es de segunda mano, basado en lo que leo y escucho. Además, creo que el ecosistema está madurando muchísimo comparándolo con cuando dejé España en el 2011. Lo obvio que se suele decir es el capital, que ciertamente es más abundante en Silicon Valley, pero creo que cada vez es una diferencia menos significativa. El COVID ha acelerado el trabajo en remoto, y muchos fondos que sólo invertían en empresas americanas ahora lo hacen también en startups europeas.

Sin embargo, si creo que aún faltan algunos role models, o ejemplos cercanos a seguir, que inspiren a los emprendedores a crear cosas muy grandes. Cuando hablo con emprendedores españoles, muchos de ellos tienen como objetivo el «que nos compren» en lugar de, por ejemplo, una salida a bolsa. Como todo, creo que es cuestión de tiempo que veamos este cambio de mentalidad. A nivel técnico, por ejemplo, España no tiene mucho que envidiar.

Un emprendedor al que admires ¿Por qué?

 Muchos, por motivos diferentes. Participar en Y Combinator nos permitió conocer personalmente a muchos emprendedores de primer nivel. Por poner algunos ejemplos, diría que Daniel López (también sevillano, construyó Bitnami sin financiación y fue adquirida por VMware), Jason Lemkin (fue nuestro primer inversor, ha fundado varias compañías y es muy activo compartiendo todos sus aprendizajes) y Matias Woloski (Auth0, ha creado un producto que aman los desarrolladores, y son unos de los pioneros en crear una cultura de trabajo remoto).

También, por supuesto, los hermanos Collison (fundadores de Stripe, una gran inspiración para nosotros) que son probablemente los emprendedores más brillantes de esta generación.

¿Qué objetivos os planteáis en el medio plazo?

En el medio plazo, a nivel de producto queremos seguir mejorando el producto para facilitar la vida de los desarrolladores, y ayudarles a poder vivir de lo que les gusta, construir software. A nivel de empresa, queremos seguir creciendo el equipo (estamos duplicando el equipo cada año, aproximadamente). Pero asegurándonos de mantener la cultura y si es posible, mejorarla. Es algo que se complica al crecer y que se descuida fácilmente, sobre todo en un entorno remoto. Pero tener unas bases sólidas con los primeros empleados ayuda mucho.

¿Cómo te ves a ti mismo y a RevenueCat en 3 años?

Jajaja, esta es muy buen pregunta, porque es muy dificil de predecir. Mi rol evoluciona y cambia constantemente, no cada año, si no cada 3-6 meses. Hubiese sido dificil adivinar lo que estaría haciendo hoy cuando estábamos empezando, y éramos sólo mi socio y yo escribiendo código. 

Los primeros años era un desarrollador más, después pasé a tener una figura más de management y coordinación. Estos últimos meses gran parte de mi focos ha sido la contratación, planificación del equipo y construcción de la capa de management… 

Lo que es seguro es que estaré intentando aportar aquello que más pueda ayudar a la empresa en ese momento, que creo que es mi responsabilidad final como fundador. Y poco a poco, ir contratando a gente mejor que yo en cada área, para que nos ayuden a llegar al siguiente nivel.

Artículo anterior

Artículo siguiente

Artículos relacionados

Únete a +2K emprendedores e inversores en España

La newsletter semanal del Oasis con contenido exclusivo para la comunidad